Archive for 2 abril 2009

h1

Historia de los JJ.OO. / Amberes 1920

2 abril, 2009

amberes2Los Juegos Olímpicos de 1920 se iban a celebrar originalmente en Nueva Zelanda, pero una oferta en billetes de avión a Amberes aparecida el día antes de la inauguración hizo que la organización trasladara los JJOO a Bélgica. Los neozelandeses protestaron amargamente y amenazaron con invadir Polonia, cosa que dio bastante risa en general.

A pesar de cierta improvisación, los belgas dieron un ejemplo de organización sin que la falta de instalaciones, suministros, público y atletas fuera un problema. Las pruebas de natación se hicieron en la fuente de un parque y las pruebas de atletismo se celebraron en la calle, pese a algunas protestas de ciudadanos, protestas que se fueron acallando bruscamente durante los lanzamientos de jabalina.

La estrella de los Juegos fue el saltador australiano Thomas Jumping-Kangoo, que venció en salto de longitud, triple salto, salto de altura, salto con pértiga, salto de trampolín, salto de potro y salto así en general. Thomas tenía especial fijación por saltar absolutemente todo y no pudo recibir propiamente las medallas porque cuando veía el podium, lo saltaba.

El ídolo local, el levantador de pesas Philippe Van Borremans batió el record del mundo al levantar un peso de 250 kg. Sin embargo, sufrió una luxación de ambos codos, hombros, manos y muñecas y nunca volvió a soltar la pesa. Fue contratado como hombre anuncio, y aún hoy, a sus 110 años, se le puede ver pasear por las calles de Amberes con la pesa bien agarrada.

Una de las anécdotas de los Juegos es que el equipo noruego de 4×400 no entendió bien las normas y presentó 400 corredores que corrían cada uno 4 metros, lo que provocó que no cupiera ningún atleta más en las pistas, consiguiendo así la medalla de oro. Obviamente no hubo metales para todos, con lo que la organización acabó improvisando y entregando 400 ceniceros con la leyenda “Recuerdo de Oropesa”.

En tenis, la sensación fue la pareja de dobles paraguaya, compuesta por los hermanos siameses Ramirez-Pelarco. Lo sincronizado de sus movimientos y la excelente compenetración en la pista provocó que ganaran el torneo de dobles sin problemas e incluso disputaran entre sí la final individual, con victoria para Ramón, el del lado derecho.

h1

Bernard Madoff – Financiero norteamericano

1 abril, 2009

Bernard Madoff nació en 1938 en Nueva York. Hijo de una cabaretera y un estibador del puerto de Manhattan, Bernard sufrió su primera crisis cuando descubrió que su madre era el estibador del puerto y su padre la cabaretera. Desde muy joven, Madoff mostró grandes dotes para las finanzas y con siete años ya había ganado su primer millón de dólares arrendando toboganes en el colegio.

Con 11 años conoció al gran maestro judío Jakoob Wieslawxcki, que gozaba de una gran popularidad en el mundo de las finanzas neoyorquinas. El método Wieslawxcki consistía en que los clientes invertían una cantidad variable en el fondo y Wieslawxcki se la gastaba entera en vino y mujeres. Este método fue muy celebrado, sobre todo por el propio Wieslawxcki.

Con 23 años, Madoff inició su primer negocio en solitario: una charcutería en La Meca. Aunque en un principio podía parecer que no iba a ser un negocio muy rentable, la realidad es que no lo fue en absoluto. En 1962 regresó a la banca privada y fue nombrado director de inversiones de alto riesgo del Chase Manhattan Bank. Al ocupar el cargo invirtió todo el patrimonio del banco en “Alazán”, caballo que perdió la carrera justo antes de que Madoff perdiera el empleo.

En 1973, Madoff creó su propia empresa de inversiones. Madoff atrajo a millonarios de todo el mundo gracias a prometer un gran interés si invertían grandes cantidades. Hasta muchos años después, no descubrieron que lo que Madoff ofrecía era simplemente un interés personal suyo en ver cuánto dinero tenían.

En 2008 estalló el escándalo y se descubrió que Madoff había estafado cerca de 50.000 millones de dólares, había dejado a deber dos veces en la peluquería de enfrente de su empresa y tres de los extintores de la empresa no habían sido revisados en el plazo legal.

Es muy conocida también su afición a coleccionar obras de arte. En 1994 adquirió por 2.400 millones de dólares la “Victoria de Samotracia”, que colocó en el cuarto de baño. Muchos han criticado el hecho de que la utilice de perchero, aunque las mayores críticas son por la mala combinación que hace con el toallero de madera.